X

¿Quieres recibir más información como esta a tu email?

Regístrate

Me gustaría recibir las últimas novedades.

jueves, 25 de enero de 2018

Caries y consecuencia de no atenderse a tiempo

Caries y consecuencia de no atenderse a tiempo

Como cualquiera de nuestros problemas en nuestra vida, dejarlos sin atención puede causar ramificaciones que luego imposibiliten su resolución. Es el mismo caso con las caries dentales; este tipo de daño en nuestros dientes inicia como una pequeña mancha, para luego causar mayores daños y afectar a otros dientes. Las repercusiones van hasta perder total o parcialmente tus piezas dentales.

Una caries es un pequeño orificio (más gráficamente representado como cavidades en inglés, cavities) que aparece en uno o más de tus dientes; se ensancha el área y se profundiza conforme progresa, al grado que puede inutilizar al diente, pudiendo llegar hasta la raíz. Usualmente se genera por las bacterias que se encuentran en tu boca, que son estimuladas y cultivadas aprovechando los alimentos que ingieres, en especial las cosas azucaradas. También puede provocarse al no tener una buena disciplina de higiene dental.

Como ya mencionado, una caries va creando un orificio que va creciendo conforme pasa el tiempo mientras que no sea tratada. Tu dentista puede sugerir distintos tratamientos, que usualmente giran alrededor de rellenos dentales cuando el daño es menor y se puede salvar la pieza; dicho relleno previene que la caries siga avanzando y el especialista te podrá orientar sobre cómo es mejor cuidar los dientes tratados.

Para quitar una caries, el dentista remueve la dentina y esmalte dañados e infectados. La zona se esteriliza y se aplica un material que se une al diente. El material del relleno se hace con el fin de que pueda imitar el color y texturas del diente sano, para que seas capaz de masticar sin problemas y que tu dentadura esté bien alineada.

Un diente tiene típicamente cinco superficies: oclusal (mordida), lingual, bucal (interior de mejilla), mesial (frontal), y distal (posterior). Cuando muchas de las superficies están afectadas, un relleno ya no sería suficiente, pues el daño sería estructural y podría romperse; en este caso, lo sugerido es aplicar una corona para arreglar la apariencia y reforzar la pieza. Una corona es técnicamente una réplica del diente dañado; una vez que la caries es eliminada, se limpia y prepara el diente para adherir la corona después.

Algunas veces el daño ha progresado al punto que hace contacto con la raíz del diente. Una vez que eso pasa, es de esperarse que haya inflamación y bastante dolor al estar afectando las terminales nerviosas. Para tratar el daño se realiza una endodoncia, quitando la caries en la zona de la pulpa, llenando el espacio con un material inerte que prevendrá futuras infecciones. En la mayoría de las endodoncias es requerido utilizar una corona sobre el diente tratado para protegerlo.

La prevención es la mejor decisión, pues es mejor conservar el estado natural de tus dientes. Con visitas programadas, darás más oportunidad a que el dentista detecte a tiempo cualquier manifestación y conserves tus dientes. La recomendación es hacer visitas preventivas dos veces al año con tu dentista de preferencia, para que te haga una limpieza y observación general.

Las caries dañan tus piezas dentales y la única solución si se detectan a tiempo son las Obturaciones, conoce más y cuida tu higiene bucal para evitar dañar tus dientes

No hay comentarios:

Publicar un comentario